Uno de los materiales más naturales y artesanales que podemos elegir para la decoración de nuestra casa son los suelos de barro cocido. Tradicionalmente han estado presentes en ambientes rústicos y camperos, hoy pueden elegirse también en espacios más contemporáneos.

¿El secreto de su éxito?

Su belleza atemporal, fruto de una naturalidad sin límites.
El color del barro cocido es uno de los elementos que le confieren un carácter especial. La variedad de matices es tan grande, que podemos encontrar tonalidades para todos los gustos y necesidades.
Los suelos de barro cocido tiene una gran variedad de formas y tamaño. Junto a la variedad de tonalidades, como ya hemos mencionado antes, existen baldosas con un sinfín de formatos y tamaños.
En Cerámica Oropesa vamos más allá de nuestros estándares de fabricación, ofrecemos a nuestros clientes formatos especiales y la posibilidad de personalizarlos a medida de sus necesidades y gustos en decoración.
Los diseñadores comtemporáneos están creando tendencia con el estilo neorústico fruto de la vuelta de tendencias pasadas como el vintage, lo rústico, el shabby chic, etc. Conseguir mezclar lineas de diseño rústicas con otras más actuales es el quid de la cuestión en el estilo neorústico que comienza a imperar en la decoración de interiores.
La combinación de los suelos de barro cocido con sus colores tierra, ocre… con otros estilos en el diseño de interiores, donde el uso del color blanco, los aceros …, compaginando esa dicotomía entre objetos de madera y los modernos en tonos blancos, permite conseguir un espacio en equilibrio entre ambos estilos de decoración, en definitiva, un estilo más moderno y actual.